La ‘generación Z’ pisa fuerte en Zaragoza

Integración, diversidad educativa, educación en valores y formación en programación no están reñidos. Y así lo demostraron en el espacio CaixaForum de Zaragoza los y las participantes del proyecto GEN10s de Ayuda en Acción en el evento ‘GEN10S: programación como lenguaje universal para la integración’, que sirvió para poner en valor al trabajo de los anfitriones zaragozanos y para hacer balance de este proyecto que cumple su segundo año.

Y es que, los resultados no pueden ser mejores. En dos años de andadura, ya han sido formados 4.172 (51% niños y 49% niñas) y 412 docentes en 51 centros escolares de 11 comunidades autónomas de nuestro país.

El acto, al que asistió alumnado de los cuatro centros escolares que forman parte del proyecto en Zaragoza, contó con la presencia del presidente de Ayuda en Acción, Jaime Montalvo; el director de la ONG, Fernando Mudarra; y el director de Políticas y Asuntos Públicos de Google para España y Portugal, Francisco Ruiz Antón.

Fue precisamente Ruiz Antón quien animó al alumnado, a quienes denominó la “generación Z”, a que siguieran aprendiendo a programar y a que se atrevieran a emprender, ya todos ellos son “un gran equipo de genios, el futuro de las empresas”.

Por su parte, el director de Ayuda en Acción, Fernando Mudarra, manifestó que “la tecnología es una enorme oportunidad para estos chicos y chicas en todos los sentidos, no solo pedagógicamente, porque aprenden a resolver conflictos, fijar objetivos, cómo buscar conocimiento en Internet para desarrollar el trabajo que tienen que hacer y, sobre todo, están descubriendo que la tecnología es un espacio enorme de creación y no solamente de consumo o de diversión”.

En representación del Gobierno de Aragón asistieron su presidente Javier Lambán, quien recordó el “valor de la educación y la investigación para cumplir el sueño de un Aragón más productivo, con puestos de trabajo de calidad en el contexto de la economía del conocimiento”, y María Teresa Pérez Esteban, consejera de Educación, Cultura y Deporte, quien recibió el premio GEN10 DE HONOR en reconocimiento al apoyo que ofrece la institución al proyecto.

Los ingredientes del éxito

Un curso más se ha puesto de manifiesto el éxito del proyecto GEN10S, donde se unen la formación en programación y una metodología inclusiva basada en la educación en valores. Las dinámicas generadas en el aula se basan en el trabajo en equipo, con foco en la igualdad de género, la reflexión y resolución de retos sociales de manera colaborativa, el aprendizaje por ensayo y error y el éxito compartido.

En este sentido, cabe destacar los resultados positivos del proyecto, especialmente en Zaragoza, desde la perspectiva de integración social de la diversidad educativa. En esta ciudad el alumnado que ha participado tiene 32 nacionalidades diferentes de 4 continentes (Europa-Asia, América Latina y África. En total, 659 estudiantes, el 51% son niñas vs 49% de niños.